CÓMO

Tanto para niños como para adultos, las clases en nuestra escuela duran 60 minutos.

La mejor opción es venir dos veces por semana para progresar más, pero puede venirse una vez a la semana también.

Si el alumno es adulto y quiere clases privadas, entonces son de 1 hora y media.

Durante las clases usamos la cámara de vídeo para grabar los ensayos y juegos para luego vernos y poder comentar de manera objetiva. De esta forma, vemos en qué fallamos y nos ayuda a mejorar, o, por el contrario, vemos nuestra evolución y nos aporta una dosis de confianza.

En Star Words trabajamos con cada película de manera trimestral, para que así podamos ir cambiando de escenario y añadiendo más vocabulario.

Los propios alumnos son los que crearán un nuevo final para sus películas favoritas. Añadirán elementos que no están en la escena original y crearán personajes elegidos entre toda la clase. Todo esto ayuda a trabajar en equipo, respetar el turno de palabra, debatir diferentes ideas o ponerse de acuerdo entre ellos. Cada día uno de nuestros estudiantes aceptará el papel de “Director”, quien tendrá siempre la última palabra.

La clase queda dividida de la siguiente manera: Al inicio jugamos, realizamos dinámicas que sean por parejas, en equipos o en solitario, que inciten a pensar algo entre ellos, representarlo, adivinar, participar… juegos que les capte la atención y les mantenga entretenidos, sin darse cuenta que están aprendiendo inglés y, a la vez, están ganando soltura al hablar.

Tras esta parte vemos unos minutos de la película del trimestre en versión original para practicar también el listening. ¡Disfrutamos de la peli con unas palomitas caseras!

Por último, el teatro. Nos disfrazamos, repasamos el guion y nos ponemos a actuar.

Una clase completa, divertida y sobre todo, original.